Resultado de imagen para dva overwatch

A finales de diciembre, el equipo profesional Second Wind contrató a “Ellie”, jugadora que se suponía que era la primera mujer profesional en la escuadra. Sin embargo, tras el intenso acoso que sufrió, se descubrió que detrás de la cuenta de “Ellie” había un jugador profesional que estaba realizando un “experimento social”.

Vamos por partes. Second Wind es un equipo norteamericano miembro del Overwatch Contenders, liga profesional del videojuego. Ante el próximo cierre de inscripciones para la temporada, el equipo fichó a “Ellie”, jugadora que realizó los entrenamientos respectivos y brindó sus datos de manera online para lograr asegurar el cupo.

Luego de su presentación oficial, comenzó el acoso. Primero, un grupo de jugadores señaló que “Ellie” solo llegó al equipo porque tenía amigos en la agrupación, pero, al otro lado, estaba el grupo que argumentaba que la cuenta de “Ellie” en Overwatch no era real y que usaba métodos no oficiales para la hazaña. Se acusaba directamente de que era un hombre quién estaba detrás de la cuenta.

La comunidad también se dividió en apoyo y en contra de “Ellie”. Temáticas como la misoginía (aversión hacia las mujeres) y doxxing (exigir y averiguar los datos personales de otras personas) se hicieron presentes en los foros de discusión. 

Sin embargo, todo ha dado un giro inesperado al confirmarse que “Ellie” en realidad era un jugador profesional apodado “Punisher” quien ha estado detrás de su cuenta y de los juegos oficiales de ella. El dato ha sido verificado por Rod Breslau, un periodista reconocido en los esports. Él ha hecho públicas capturas de una conversación en dónde el también jugador competitivo asegura que realizó este movimiento en una especie de “experimento social” dentro de la comunidad.

Regarding Ellie:

– Ellie has said in private messages to teammates in the last hour confirming she has not been the one playing, she is a 17-year old girl but is ‘not good’ at OW, no Second Wind players/mgmt knew
– Blizzard is currently holding a meeting with SW players/mgmt— Rod Breslau (@Slasher) 4 de enero de 2019

Según el periodista, “Ellie” existe, pero es una niña de 17 años cuya cuenta era jugada por “Punisher”.

Con el escándalo en el aire, Second Wind lanzó el siguiente comunicado al respecto: 

“Ellie no era quien decía ser […] hemos descubierto que la cuenta de Ellie se estaba utilizando para ciertos propósitos que no apoyamos. […] Debido a nuestra necesidad por ocupar una posición de relevancia, la cercanía de la fecha límite para la presentación de nuevos miembros de la plantilla y a nuestro equipo al tener cierta experiencia con el jugador en cuestión, extendimos una oferta de Second Wind para sumar a dicho jugador como un sustituto. Cuando contactamos por primera vez con Ellie, no hubo nada para hacernos sospechar. […] Dado que no tenemos contacto físico con nuestros jugadores, quisimos confirmar su identidad pero, al mismo tiempo, lograr que se mantuviera intacta su privacidad. No teníamos idea alguna de lo que estaría por ocurrir, y tampoco reconocimos cómo de importante podía ser esta situación al ser el primer equipo ‘Contender’ en firmar a una jugadora mujer.

El caso queda como predecedente. Ahora, ¿las críticas hacia Ellie antes de esta noticia fueron justifiacadas o solo sacaron lo peor de la comunidad? Es una pregunta que deberán hacerse los jugadores y reflexionar ante ello. Esperamos que a futuro las mujeres puedan unirse al gaming profesional sin el temor de encontrarse con una comunidad que la acose sin fundamentos.

Imagen relacionada

wolfcrystal

Fundador de Esports IPN y entusiasta de los videojuegos y esports

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To use BrandCaptcha you must get an API Key